¡Hola chicas!

Hoy me apetece compartir con vosotras algunas claves que van a ser esenciales para que hagáis una buena rutina facial.

Pero antes, ¿cuánto tiempo le dedicáis a vuestra piel?

Me horrorizo cuando amigas mías se van a dormir sin ni siquiera desmaquillarse. Antes cometía los mismos errores, pero hacedme caso, dedicándole unos minutos al día al cuidado de vuestra piel lograréis unos cambios magníficos y vuestra piel estará mucho más sana.

Las que si dedicáis unos minutos…

¿Cuántas veces os habéis preguntado si lo estáis haciendo bien?

Hoy en día hay muchas influencers que muestran cómo son sus rutinas faciales, los pasos que siguen y los productos que utilizan, pero realmente ¿nos tenemos que guiar por estas rutinas? ¿son fiables?

Bajo mi punto de vista, creo que muchas veces hacen un uso erróneo de los productos, simplemente por probar todo lo que las empresas le envían o por hacer publicidad de sus propias líneas de productos de belleza.

Hay una regla de oro en el cuidado facial que es la que siempre deberíamos de tener en cuenta antes de buscar reseñas de productos y es saber qué tipo de piel tenemos, piel seca, mixta o grasa. Siempre que no sepáis identificar vuestro tipo de piel correctamente, es mejor que acudáis a un profesional que os de indicaciones.

Por muy parecida que nos veamos algunas veces nuestra piel con la de otra persona, no tiene por qué coincidir siempre en el tipo y eso será nuestro punto de partida para realizar una buena rutina facial.

Pero los productos que utilizamos no lo son todo, hay 4 pasos fundamentales que tenéis que seguir a la hora de realizaros un buen lavado de cara sin importar el tipo de piel de cada una.

Es importante no cambiar el orden, al fin y al cabo, hablamos de texturas diferentes y una alteración en el orden provocaría la incorrecta penetración en el cutis de ciertos principios activos y no cumplirían sus funciones.

Los productos se aplican siempre desde las texturas más ligeras a las más densas.

Coge lápiz y papel y anota bien los siguientes pasos.

1.LIMPIEZA

Tener la cara totalmente limpia es imprescindible para continuar la rutina.

Estáis equivocadas si pensáis que no es necesario realizar este paso si no os maquilláis. La piel no deja de producir impurezas, por eso lo ideal es que realicéis dos limpiezas al día, al levantarse y antes de irse a dormir.

En el caso de estar maquillada, a mí en particular no me gusta limpiar la cara con toallitas desmaquillantes ya que noto que no termina de retirar los productos y detecto la sensación que me deja, normalmente utilizo productos líquidos como la leche desmaquillante o agua micelar.

Para elegir los productos que vayáis a utilizar recordad siempre la regla de oro que os comenté antes.

2. EXFOLIA

¡Una advertencia!

Este paso no se realiza todos los días. Normalmente es un proceso que se realiza una o dos veces a la semana dependiendo del tipo de piel de cada persona ya que es un proceso algo más agresivo para retirar por completo las células muertas que habéis producido.

En el caso de que os toque exfoliar vuestra piel, siempre se hará en segundo lugar, después de la limpieza.

3. TONIFICA

El tónico fundamentalmente prepara tu piel para absorber en profundidad el resto de los productos.

Es un producto líquido que se aplica con un disco de algodón. Os va a cerrar los poros y equilibrar el pH de la piel, pero sobre todo os va a terminar de retirar los restos de maquillaje que se os hayan podido escapar en la previa limpieza.

Una vez que el producto se absorbe, llega la última parte de la rutina y no menos importante, la hidratación.

4. SÉRUM

Utilizar este tipo de productos en pieles jóvenes no es necesario, aunque no viene mal, pero en pieles maduras son muy efectivos.

Se trata de una concentración de principios activos que penetra en las capas más profundas de la piel. En el mercado hay sérums que ofrecen diferentes acciones: iluminar, hidratar, anti-arrugas… Escoged la opción que necesite vuestra piel.

Tenéis que echar 2 o 3 gotas del producto en las manos y masajearlas y luego aplicarlo por todo el rostro a toquecitos.

5. CONTORNO DE OJOS Y LABIOS

Tienen una función parecida al sérum pero para zonas específicas: ojos y labios.

Los sérums y el contorno de ojos y labios tienen una fórmula más ligera que la crema hidratante por eso se ponen antes.

6. HIDRATACIÓN

¡Por fin llegamos al último paso chicas!

Es el producto con mayor densidad en su textura y por ello es el último ya que se absorbe más lentamente. Es imprescindible este último paso para completar la rutina.

Es muy importante la hidratación porque evita que la piel pierda agua y con ello la elasticidad.

7. COMPLETA TU LIMPIEZA

Ahora os enseñaré uno de los productos más demandados que realmente funcionan y os ayudará a completar vuestra la limpieza facial. Se trata del limpiador eléctrico FOREO Luna Mini, la tecnología más innovadora que podemos tener en casa e incluirla en nuestra rutina.

Os aseguro que no probaréis algo mejor. He tenido varios limpiadores para que me ayudaran a realizar una limpieza a fondo de mi piel y este es sin duda mi favorito.

¡Os animo a que le echéis un vistazo!

Esto sería todo chicas.

En principio os puede parecer un proceso demasiado largo, pero os aseguro que la teoría es mucho más extensa que la práctica. Os animo a que lo probéis y me dejéis en los comentarios si os ha sido útil y cómo os va su puesta en marcha 😉

¿Os gustaría que dejáramos reseñas de productos para tipos de pieles? Comentádnoslo.

Si tenéis duda sobre algún apartado del artículo no dudéis en contactar con nosotros, contamos con una profesional de la estética a vuestra disposición.  

¡Ayúdanos a seguir creciendo compartiendo este artículo en redes sociales!

Muchas gracias por ‘Buscar Esto’

Categorías: BELLEZA

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *