Tener un cabello sano algunas veces te puede parecer un imposible, pero te aseguro que no es así.

¿Necesitas saber cómo cuidarlo y qué puede estar haciendo mal?

Déjame decirte que estás en el sitio indicado porque ¡Buscas Esto! 😉

El pelo, al igual que la piel, va realizando cambios con el tiempo y es obvio que no te avisa, pero rápidamente te das cuenta de que algo está ocurriendo.

Es verdad que no es fácil controlar tu cabello porque hay muchos factores que influyen en él, como el calor, la humedad… hasta los mismos estados de ánimos.

Te recomiendo que tengas paciencia con su cuidado y que te dejes ayudar incluyendo en tu rutina los 12 hábitos que te voy a contar aquí para que tu cabello crezca fuerte y sano y se vea increíble.

¿Preparada para lucir la mejor versión de tu melena?

¡EMPEZAMOS!

  • CEPILLADO

El cepillado es esencial en tu rutina. Se debe realizar todos los días ya que ayuda a eliminar restos de productos o suciedad y estimula la circulación sanguínea por lo que favorece su crecimiento y hace que el pelo se vea más brillante.

Es importante cepillar tu cabello antes de lavarlo, te explico por qué. Cuando está mojado, es mucho más sensible y se parte, por lo que sería ideal que lo cepillemos en seco, así evitamos producir enredos de infarto durante el lavado y facilitamos el desenredado.

Seguro que te estás preguntando cómo sería adecuado cepillarte el pelo tanto en seco como en mojado…¡fácil!

Para desenredar el pelo, en ambos casos se utiliza un peine de púas gruesas y si las cerdas son naturales, mucho mejor.

En el caso de cepillártelo en seco, recuerda que tienes que comenzar por las puntas e ir subiendo progresivamente.

Para el cepillado en mojado, primero recuerda que sería conveniente desenredarlo un poco con la ayuda de las manos durante el lavado y posteriormente utiliza el cepillo.

✅ CONSEJOS

Por un lado, es importante mantener tu cepillo limpio ya que en él se quedan los restos de grasa y suciedad que desprende tu pelo y ya sabes qué pasa cuando lo vuelvas a utilizar.

Y por otro lado, si tu cabello tiende a enredarse con facilidad te recomiendo que no lo fuerces tanto en el desenredo y te ayudes de algún acondicionador.

  • LAVADO

Es muy importante saber elegir el champú y acondicionador adecuado según tu tipo de cabello y saber cómo aplicarlo de la manera correcta para eliminar la mayor cantidad de suciedad posible.

¿Qué producto utilizo?

Sabemos que todos los productos incluyen fórmulas químicas, por lo que sobra decir que los productos naturales serán siempre más idóneos, pero sé que no es lo más común, ni siquiera yo los utilizo para el pelo, aunque si tienes la oportunidad te animo a que pruebes alguno.

En cualquier caso, si tienes el pelo graso lo ideal es que utilices algún producto que aporte una hidratación muy ligera que no contengan óleos.

Si, por el contrario, tienes el pelo seco, te aconsejo que utilices productos libres de alcohol y sal porque te lo pueden resecar aún más. Utiliza en este caso algún champú con keratina, aceite de argán o con proteínas.

¿Es graso mi pelo?

Seguro que alguna vez te has hecho esta pregunta, es normal. Muchas veces se puede llegar a confundir el tipo de cabello que tenemos, pero es muy fácil saber si es graso o no.

Saber el tipo de cabello que tenemos va a ser muy importante para así saber cómo debemos tratarlo.

El truco consiste en coger un trozo de pañuelo de papel en la raíz, impregnarlo y dejarlo secar. Si la mancha tiene un color amarillento quiere decir que es grasa, si no es así, simplemente es exceso de sudoración. 

¿Agua fría o caliente?

Te recomiendo que utilices agua tibia, utilizar agua muy caliente te puede dañar el pelo, mientras que el agua fría no ayuda a disolver la suciedad.

Yo realizo todo mi lavado con agua templada ya que esto también ayuda a dilatar los poros penetrando mejor el producto y por último, me doy el último enjuagado con agua algo más fría porque estimula la circulación sanguínea y aporta brillo a tu pelo.

¿Cuántas veces me aplico el champú?

Te recomiendo que te lo apliques dos veces. Una aplicación rápida para limpiar la suciedad, enjuagas un poco y realizas otra aplicación, esta vez dedicándole tiempo. Masajéalo de manera suave para que el producto penetre en la raíz.

¡No te olvides de la zona de la nuca y la parte trasera de las orejas!

¿Se debe lavar el pelo todos los días?

Es otra de las preguntas frecuentes que me encuentro. Normalmente se suele lavar un día sí y otro no, pero recuerda que cada persona es un mundo y no todas tenemos el mismo tipo de cabello.

Si el tuyo produce mucho sebo y lo tienes muy graso, puedes lavarte el pelo todos los días perfectamente, no por ello se te va a caer el pelo.

  • SECADO

Dejar secar el pelo al aire es lo mejor qué podemos hacer para dañar lo menos posible nuestro cabello, pero obviamente no lo más rápido ni tampoco es bueno para nuestra salud en muchas ocasiones.

Así que te comento qué es lo más idóneo.

Antes de secar el pelo, es importante retirar el exceso de humedad con una toalla. En este paso todas solemos cometer un grave error, pero tú lo harás bien.

Es importante que no frotes el cabello con la toalla porque lo único que haces es formar enredos y además partir el pelo. Recuerda qué te dije antes, el cabello cuando está mojado es más sensible. Ve presionando el pelo con la toalla de forma suave para retirar el agua.

Una vez hecho este paso previo, es hora de utilizar el secador.

Es muy importante que controles la temperatura, ya que si usas mucho calor puedes quemarte el pelo con facilidad. Utiliza una temperatura media retirando el secador unos 15 centímetros.

¡Truco!

Si utilizas una boquilla en el secador, consigues dirigir más el aire y con ello aportar al cabello más brillo.

✅ CONSEJOS

No te vayas a dormir con el pelo mojado. Además de provocar resfriados, no secar el cuero cabelludo puede provocar daños en él y se pueden producir irritaciones.

  • PEINADO

¿Me corto las puntas?

Si, si y una vez más sí. Es importante tener las puntas saneadas para ayudar al crecimiento de tu cabello. Obsérvatelas de vez en cuando y cuando veas las puntas abiertas, sanéalas.

Normalmente se suelen sanear cada dos meses aproximadamente.

    Uso de planchas

    Para intentar dañar lo menos posible el pelo con el uso de planchas o rizadores asegúrate que antes de empezar tienes el cabello desenredado y bien seco.

    Utiliza algún protector de calor profesional y regula la temperatura, es preferible darte dos pasadas a una temperatura controlada. ¡Nunca te des más de tres pasadas!

    Y, sobre todo, evita el uso diario de estas fuentes de calor.

    Para finalizar te comento dos tips que también te pueden interesar para conseguir un cabello sano:

    1. El estrés provoca la caída del pelo y lo debilita mucho.

    2. Es bueno incorporar a tu dieta alimentos ricos en vitamina B y C.

    ¡Esto es todo!

    Espero haberte ayudado con estos tips tan sencillos. Ahora tener una melena brillante, fuerte y sana sólo depende de ti.

    Déjame en los comentarios si hacías alguno de estos pasos bien y si has puesto a prueba alguno, os leo.

    Si te gustaría que hiciéramos una publicación sobre un tema en concreto no dudes en contactar con nosotros.

    ¡Ayúdanos a seguir creciendo compartiendo este artículo en redes sociales!

    Muchas gracias por ‘Buscar Esto’

    Categorías: BELLEZA

    0 comentarios

    Deja una respuesta

    Marcador de posición del avatar

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *